Guía útil para visitar Isla Mágica

El verano pasado hicimos pleno en visitas a parques: FerrariLand, PortAventura, CostaCaribe, Playmobil FunPark, Legoland Alemania e Isla Mágica.

Nuestro último gran descubrimiento fue Isla Mágica y, aunque no teníamos muchas expectativas creadas respecto a este parque, nos sorprendió muchísimo y nos dejó encantados y con la sensación de que algún día tenemos que volver.

En el post de hoy, os hacemos un repaso de todo aquello que nos parece más destacable y/o útil saber antes de visitar este parque temático situado en Sevilla.

¿Dónde se encuentra Isla Mágica?

Isla Mágica está situada en la Isla de la Cartuja muy cerca del centro de la ciudad de Sevilla. El parque es fácilmente accesible tanto en coche particular, como en transporte público, como a pie.

¿Qué es Isla Mágica?

Isla Mágica es un parque temático ambientado en el Descubrimiento de América y el Nuevo Mundo. El parque se construyó aprovechando algunas de las instalaciones creadas para la Exposición Universal de Sevilla de 1992 (La Expo) y está dividido en seis zonas temáticas distintas:

Sevilla, Puerto de Indias: reproduce las calles de la Sevilla del siglo XVI, centro neurálgico del comercio y la cultura por su condición de puerta de entrada del Nuevo Mundo a Europa.

Puerta de América: el Fuerte de San Felipe y la ciudad de Cartagena de Indias son los grandes protagonistas de esta zona.

Amazonia: la zona más verde del parque. La selva amazónica, las cataratas de Iguazú y la atracción más potente del parque (Jaguar) nos esperan en esta zona.

La Guarida de los Piratas: sin duda la parte más mágica y aventurera del parque. Piratas, bucaneros, barcos, refugios y escondites.

La Fuente de la Juventud: una zona encantada y llena de seres fantásticos. El lugar ideal para los más pequeños de la casa.

El Dorado: la imaginación del navegante toma forma en esta zona con una reproducción de la Ciudad Perdida del Dorado que tanto se ha buscado y no se ha conseguido encontrar… todavía.

Desde 2014, el parque cuenta con una zona acuática (requiere una entrada aparte), Agua Mágica, que se construyó sobre lo que anteriormente era la zona Mundo Maya y por ello conserva abundante decoración Maya.

Isla Mágica no es un parque muy grande por lo que puede recorrerse y descubrirse por completo en un día y la mayoría de las atracciones son aptas para toda la familia. De hecho, a partir de 0’90m, los peques pueden subirse en muchas atracciones y, a partir de 1’10m, pueden subir en casi todo excepto en las dos atracciones más grandes (Jaguar, a partir de 1’30m / Desafío, a partir de 1,40m). Además, cuenta con zonas infantiles con toboganes para los más pequeñitos de la familia. Así que no hay excusa, si vais con niños pequeños es el parque perfecto.

Nuestra experiencia

Como estábamos alojados en una zona bastante céntrica, decidimos ir hasta Isla Mágica en transporte público. El autobús nos dejó frente al Puente de la Barqueta en la Calle Torneo por lo que no tuvimos más que cruzar el puente y dirigirnos a taquillas.

Con el pase de PortAventura teníamos un 35% de descuento en las entradas de adulto, así que nos dirigimos a la taquilla de Atención al Visitante para recogerlas.

Antes de visitar Isla Mágica habíamos estado buscando información y opiniones sobre el parque. La verdad es que, por las opiniones que circulaban por internet, no pudimos hacernos una idea aproximada de lo que debíamos esperar de este parque; es más, habíamos leído que era un poco flojo. Pero nuestra realidad es que, en cuanto atravesamos los torniquetes de entrada y pusimos un pie dentro, nos fascinó.

Entramos al parque en cuanto abrieron (11h) y lo primero que nos encontramos fue un gran lago rodeado de abundante vegetación, lo que ya nos adelantó que la tematización iba a ser espectacular. Y lo es. Las zonas temáticas están ambientadas con mucho mimo y al detalle, y están integradas entre sí formando un único mundo mágico. Ya os adelantamos que el parque nos encantó.

Nada más entrar ya nos encontramos con un espectáculo callejero muy divertido, nos subimos al barco que da toda la vuelta a la laguna central, nos hicimos fotos en los distintos decorados y nos fuimos de cabeza a Anaconda (la montaña rusa de agua). Y, de ahí, a nuestra primera parada para comer en el kiosco de bocadillos La Cabaña Criolla. Así que antes de la 13h ya teníamos liquidada la zona de Sevilla, Puerto de Indias.

Después de comer, cruzamos a la zona de Puerta de América donde la primera parada fue la montaña rusa familiar El Tren del Potosí (para que os hagáis una idea, comparada con Tami Tami de PortAventura, ésta atracción es más suave aunque dura más porque da dos vueltas). De ahí cruzamos a Amazonia donde nos subimos a Las Llamas, un recorrido suave a lomos de una llama mecánica que se nos hizo un poco largo. Al bajar, retrocedimos de nuevo hasta el Fuerte de San Felipe para ver el espectáculo La Vuelta al Mundo en Canciones (este año lo han renovado y se llama Una nueva vuelta al Mundo), un espectáculo musical bastante entretenido.

Para seguir nuestro recorrido volvimos a cruzar hacia Amazonia para subirnos a Iguazú, un descenso en balsa a 50 km/h del que bajamos remojados y fresquitos. Y de ahí, Tomás se fue directo a la atracción estrella del parque, Jaguar, una montaña rusa en la que vas suspendido y atraviesa cinco loopings.

Y para descansar de las emociones fuertes, cruzamos a La Guarida de los Piratas, una de las zonas visualmente más chulas del parque. Nos hicimos una foto disfrazados de piratas en El Baúl de Patapalo (vistos los precios de otros parques nos pareció bastante barata: 10 €) y así nos llevamos un bonito recuerdo de nuestro paso por Isla Mágica. En esta zona hay sólo dos atracciones: los barriles y Capitán Balas. A los barriles no subimos porque yo eso de dar vueltas sobre mí misma no lo llevo demasiado bien (menos aún después de comer) pero sí subimos a Capitán Balas, una dark ride en la que tienes que ir “disparando” con un láser para hacer puntos (ojo con los más pequeños: en la entrada a la atracción hay un animatronic de un pirata que si no vas prevenido te puede dar un susto). Este año han inaugurado en esta zona la Isla Calavera, una nueva atracción para los más pequeños.

Al llegar a la zona de El Dorado lo primero que hicimos fue ponernos chorreando en la zona de juegos de agua de El Refugio de Morgan. Nosotros nos lo pasamos en grande en esta zona así que si vais con más de un/a niño/a quizá os cueste un poco sacarlos de ahí.

Para que os hagáis una idea de las pocas colas que hicimos para todo, el último espectáculo que habíamos visto era el de La Vuelta al Mundo en Canciones a las 14,30h y, aun teniendo que cruzar medio parque y subirnos a varias atracciones, llegamos a tiempo de ver terminar el espectáculo de títeres, Capitán PacoPico: el origen, en la zona de La Fuente de la Juventud a las 15:30h (este año el espectáculo es Aladino con la lámpara maravillosa).

No nos detuvimos demasiado en la Fuente de la Juventud porque es una zona pensada para los más pequeños (muy pequeños) con atracciones muy suaves y zona de toboganes y a Alma ya se le quedaba algo corta, así que preferimos seguir dándole la vuelta al parque.

Volvimos a la zona de El Dorado para subirnos a los Rápidos del Orinoco, 500 metros de rafting en un bote neumático, y de ahí nos fuimos a ver el espectáculo de las 16:30h, Es Tiempo de Magia en el teatro Circo del Cóndor. La verdad es que el teatro es espectacular pero el show fue bastante flojo, quizá por eso este año no se hace.

Nuestra siguiente parada fue en el Carrusel Mágico, un Tiovivo de dos plantas del siglo XVI que bien merece dedicarle un ratito. Delante mismo del Carrusel nos sorprendió encontrarnos con unos fragmentos del Muro de Berlín, no hay que olvidar que Isla Mágica se levantó sobre parte de la infraestructura de la Expo’92 y Berlín cedió algunos fragmentos del muro derribado para la exposición, pero aun así nos resultó de lo más curioso el hallazgo.

Para terminar de darle la vuelta al parque volvimos al punto de partida; Sevilla, Puerto de Indias; para montarnos en la atracción acuática Los Bucaneros. Se trata de un recorrido en una especie de barca/barril que se convierte en una lucha de chorros de agua entre botes (para los que conocéis PortAventura es algo parecido a Angkor, a menor escala).

Como eran poco más de las 18:30h, cuando terminamos de dar la vuelta, decidimos aprovechar para ver los espectáculos que quedaban. Así que volvimos a El Fuerte para ver el espectáculo de las 19:30h mientras aprovechábamos para cenar. El espectáculo se llamaba Merlín y los Magos del Tiempo y nos fascinó; la historia, la interpretación, el ritmo y el efecto de los láseres y el mapping nos dejaron alucinados. Este año han cambiado este espectáculo por el de La Leyenda de los Piratas Fantasmas pero estamos seguros de que debe ser igual de bueno, si no mejor.

Y aunque ya pensábamos que poco más podía ofrecernos el parque, no podíamos estar más equivocados. Nos quedaba todavía uno de los platos fuertes, el espectáculo en La Fragata (La Guarida de los Piratas): Motín: La Venganza de Barbanegra (20:30h). Este espectáculo se mantiene respecto al del año pasado y no nos extraña para nada porque es uno de los mejores espectáculos de especialistas (por no decir el mejor y el más espectacular) que hemos visto nunca. El escenario, los actores, la música, la puesta en escena, la trama, la interacción y complicidad con el público… no tengo palabras para describir lo alucinante que fue poder ver este espectáculo y no nos extraña que hubiera gente guardando sitio con tanto tiempo de antelación y que no cupiera un alfiler en las gradas.

Como no teníamos intención de ver el espectáculo de doma de las 21:30h, nos entretuvimos en la zona de la Fuente de la Juventud donde Alma ya podía subir sola a algunas atracciones. Después compramos unos helados y nos fuimos a buscar sitio en la grada del Anfiteatro del Lago para el espectáculo final. Y aquí nos llevamos otra de las grandes sorpresas del día, ya que el espectáculo Frenétiko (este año lo han cambiado y se llama Tierra) superó, por mucho, nuestras expectativas: efectos especiales, acción, fuegos artificiales, una historia que contar… La verdad, nada que envidiar a cierres de otros parques más grandes.

Y así, con este maravilloso espectáculo, Isla Mágica puso la guinda final al gran pastel que fue nuestro día en este fantástico parque. Entramos a las 11h y salimos a las 23h, cansadísimos pero muy satisfechos con lo vivido.

Información útil

Compra de entradas: pueden adquirirse tanto on-line a través de la web del parque como en taquilla. Nosotros las compramos en taquilla porque teníamos que presentar los pases de PortAventura para beneficiarnos del descuento pero es interesante mirar en la web porque si sabéis qué día vais a ir con antelación suele haber ofertas muy buenas.

Descuento pase PortAventura: si tenéis el pase de PortAventura tenéis un 35% de descuento en el precio de la entrada de adulto y la de tres acompañantes. Las entradas infantiles (de 4 a 10 años) no tienen descuento.

Acceso Express: se puede adquirir el servicio express para algunas atracciones desde 1€ dependiendo de la atracción. Pero a no ser que os toque un día de afluencia masiva, nos parece que no es necesario.

Horarios: como los horarios varían dependiendo de la temporada del año e incluso dependiendo del día de la semana, no vamos a ponerlos todos aquí pero podéis verlos en la web del parque.

Parking: el parque cuenta con dos parkings. A nuestro juicio son bastante pequeños pero suponemos que al ser un parque que se encuentra dentro de la ciudad, el gran público no suele acceder en transporte privado.

Mapa del parque: con la entrada te dan un mapa del parque pero lo más importante es que te dan el horario de espectáculos que va aparte. No os olvidéis de coger el horario de espectáculos ya que cada show tiene un solo pase diario, así que sería interesante que os organicéis el día en función de los espectáculos que os resulte imprescindible ver.

Calificación por edades: como hemos comentado antes, se trata de un parque pensado para familias y la mayoría de las atracciones son aptas para niños a partir de 1,10m. De todos modos, no está de más que le echéis un vistazo a las alturas mínimas y máximas de cada atracción antes de vuestra visita para poder organizar vuestro día de un modo óptimo.

Comida: no está permitido entrar comida ni bebida en el parque.

Restaurantes y Snack-Bar: hay distintas opciones para comer como puestos de bocadillos, cafeterías, heladerías, platos combinados, tapas, comida rápida o self-service.

Precios: este parque nos sorprendió por sus precios. La comida es bastante más económica que en otros parques pero, sobre todo, lo que más nos impactó fue el precio del agua embotellada (los que nos seguís asiduamente ya sabéis que el tema de consumir agua cuando estamos de viaje, en ocasiones, es una ruina. De ahí que queramos resaltar esto). Sólo diremos que una botella de 50cl. en PortAventura cuesta actualmente 2,20€ mientras que en Isla Mágica nos costaba cada botella 1€. Juzgad vosotros mismos.

Zonas de agua: en distintos puntos del parque podemos encontrar zonas para refrescarnos, cosa que en pleno verano sevillano se agradece, mucho. Os recomendamos que si vais con peques lleven sandalias cerradas que puedan mojarse y que llevéis ropa de recambio, por si acaso.

Precauciones: como siempre pero en verano mucho más, no olvidéis el protector solar y algo para proteger la cabeza del sol directo. Hay zonas de sombra con vapor de agua pero la mayor parte del tiempo estaréis bajo el sol.

Otros servicios: el parque dispone de consignas, primeros auxilios, alquiler de strollers, etcétera. Podéis ver más en su web.

Resumiendo, como ya os mostramos en nuestro vídeo dedicado a nuestra experiencia en Isla Mágica (de hecho, es el vídeo más visto de nuestro canal), el parque nos sorprendió y superó nuestras expectativas. Así que si vais por Sevilla, no dejéis escapar la oportunidad de pasar un día diferente en Isla Mágica. ¡Que lo disfrutéis!

10 comments
  1. He oído todo tipo de comentarios sobre Isla Mágica, desde lo que como vosotros hablan bien de él a los que lo comparan con otros parques de nuestro país y menosprecian este. Yo no lo conozco así que no puedo opinar, pero por lo que contáis me parece que debe ser un destino atractivo y entretenido se vaya con niños o no. Y además muy fotogénico ¿verdad?

    1. Hola Kris,

      Nosotros también caímos en las comparaciones (es casi inevitable cuando PortAventura es como una segunda casa xD) pero creemos que Isla Mágica tiene mucho que ofrecer dentro de sus posibilidades. Si bien es cierto que a nivel de atracciones no sería el parque más emocionante del mundo, los espectáculos son de mucha calidad y el equilibrio en la oferta de ocio del parque es más que aceptable.

      Eso sí, nos parece un parque perfecto para familias precisamente por lo “light” de sus atracciones; a los amantes de las emociones fuertes, sin duda, se les quedará corto. Pero hay mucho por disfrutar en Isla Mágica 🙂

      Un saludo

  2. Estuve a punto de ir el año pasado y al flnal no pudo ser, preferí quedarme en Sevilla descubriendo la ciudad. Al volver a casa mis ahijados me pidieron que para las próxima vez los llevase a ellos. Con este post tan completo ya tengo toda la info necesaria para viajar a Isla Magica y me llevaré un par de bañadores. Ya me veo subido a El Dorado por sus Rápidos del Orinoco.
    Gracias por toda la info, está genial

  3. Qué buenos recuerdos me ha traído este post! Fui a Isla Mágica de pequeña, creo que fue al poco tiempo de abrirlo. ¡Me fascinó! Recuerdo que no quería montar en el Jaguar porque me daba mucho miedo… y justo antes de salir del parque a última hora del día, volví corriendo y dije “Esto no me lo cuentan” jajaja!!
    Por cierto, tengo algunas fotos muy parecidas a las vuestras… Me alegra saber que sigue tan vivo como antes, se oye poco por ahí!!

    1. Hola Naiara,

      Sí, la verdad es que no es un parque del que se hable demasiado y nos parece muy injusto. Ya sólo por la calidad en la ambientación y tematización bien merece una visita.
      Me ha hecho mucha gracia tu anécdota de Jaguar, debiste estar todo el día con el run-run jejeje

      Un abrazo

  4. Me encanta vuestra foto disfrazados de piratas. No conocía este parque salvo de nombre y se ve que lo pasasteis genial.
    El tema del “descubrimiento” no me va mucho pero las atracciones sí 😉 Y no sabía que con el pase de Port Aventura te hacían descuento en otros parques, ¡qué bueno!
    Un abrazo familia.

    1. ¡Hola Maru! El tema del descubrimiento, realmente queda en un segundo plano, pero este parque tiene una tematización que nos enamoro. Las atracciones son muy entretenidas y algunas para descargar adrenalina jeje ¡Saludos! 🙂

  5. A pesar de que vivimos en Málaga y es posible hacer una visita de un día a Isla Mágica, hace muchos años que no vamos a este parque de atracciones. Tantos, que la última vez que nosotros fuimos ni siquiera existía la zona de Agua Mágica… 🙁
    Nos ha gustado mucho vuestro post porque nos ha traído muy buenos recuerdos del parque y también nos ha permitido conocer zonas y atracciones nuevas del parque…
    También os ha llamado la atención lo que comentáis del precio de las botellas de agua. Normalmente suelen ser mucho más caras en este tipo de recintos. Pero claro, con el calor que hace en Sevilla, como para que encima las vendieran caras, jeje.
    Nos habéis animado a volver a Isla Mágica. Quizá en otoño, cuando bajen un poco las temperaturas. 😉
    Saludos.

    1. ¡Hola Dinkis! A nosotros nos quedo pendiente la visita a Agua Mágica, no nos daba tiempo a visitar los dos parques en un día. El tema de los precios si que nos sorprendió bastante, estamos acostumbrados a visitar parques que abusan bastante de los precios. Os lo recomendamos mucho. ¡Saludos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like