Guía útil para visitar Naturlandia

Post - Guía útil para visitar Naturlandia

En el verano de aquel ya tan lejano 2019, estuvimos en Andorra y visitamos Naturlandia. Y, aunque nuestra visita no fue fácil en un principio, acabó siendo un éxito total que ya os contamos en uno de nuestros vídeos y que hoy queremos explicaros con más detalle en esta Guía útil para visitar Naturlandia.

Así que, sin más dilación, vamos a por ello.

¿Dónde está Naturlandia?

Naturlandia se encuentra en la carretera de La Rabassa, en Sant Julià de Lòria (Andorra). Entre bosques y a una altitud entre los 1600 y los 2000 metros, este magnífico parque de aventura integrado en la naturaleza se sitúa en un enclave privilegiado.

¿Qué es Naturlandia?

Se trata de un gran parque de aventura dividido en dos áreas diferenciadas, una en la cota 1600 y la otra en la cota 2000, y que están separadas por un tramo de carretera de 8 km.

En este parque tenemos la posibilidad de realizar diferentes actividades tanto de naturaleza, como deportivas, de tipo lúdico, pedagógico o meramente de ocio. Y lo más interesante es que encontramos propuestas para todos los públicos y para todas las edades, lo que convierte a este parque en una gran opción para el ocio familiar.

En la cota 1600 encontramos las actividades de airtrekk, la gran tirolina y los buggys, entre otras actividades. Además, la atracción estrella de este parque, el Tobotronc, se encuentra en la misma entrada en esta cota (hay que tener en cuenta que para subir al Tobotronc hay que pagar una entrada aparte, por lo que si es lo único que queréis hacer no tendréis que pagar la entrada al parque).

En la cota 2000 encontramos dos toboganes muy chulos (Tubby y Minitubby), el parque de animales, y Aula Natura, un espacio didáctico que nos acerca aún más a la naturaleza.

Esta zona es la que más se transforma dependiendo de si la visitamos en verano o en invierno, puesto que las actividades que encontramos aquí se adaptan a la temporada de nieves dando paso a zona de trineos, raquetas de nieve, etcétera.

Pueden contratarse otras actividades con una tarifa aparte, como rutas de senderismo o salidas guiadas en bicicleta, entre otras. Ver tarifas

Nuestra experiencia

Viajamos a Andorra en pleno mes de julio y en plena ola de calor. De hecho, el día antes de acercarnos a Naturlandia, en la Massana teníamos temperaturas de más de 35 grados y un sol que partía las piedras. Pero de buena mañana, al llegar al parque, el cielo se empezó a cerrar sobre nuestras cabezas.

Antes de que empezara a llover, decidimos subir hasta la cota 2000 y empezar nuestra visita por ahí, esperando a que escampara para poder disfrutar al máximo de la cota 1600. Spoiler: no escampó y empezó a diluviar.

En la cota 2000 nos dio a tiempo a tirarnos por el Tubby, una especie de tobogán preparado sobre una pendiente por el que te deslizas sentado en un neumático. Como una atracción de parque acuático pero sin agua y a ras de suelo. ¡Estuvo genial!

Después fuimos a visitar el parque de animales y tenemos algo importante que decir al respecto. No somos nada partidarios del parque de animales y creemos que este tipo de atracciones turísticas en las que los animales son un escaparate para que los turistas se paren a contemplar tienen que desaparecer.

Varios grupos animalistas tienen ya puesto el foco en el parque de animales de Naturlandia y se está estudiando un cambio de rumbo para este espacio en particular. Aunque también cabe decir que, por lo menos, los animales que encontramos en este parque forman parte de la fauna autóctona y por tanto, a pesar de estar en cautividad, sí viven en su espacio natural. Recientemente, el parque ha experimentado un cambio de dirección y parece que se está cuestionando el tema del parque de animales. Para nosotros está claro: este tipo de espacios están condenados a desaparecer o esperamos que así sea.

La cuestión es que cuando estábamos terminando de darle la vuelta al recinto donde están los animales, empezó a diluviar. Afortunadamente, el espacio Aula Natura estaba abierto y, no solo nos resguardamos ahí, sino que descubrimos muchas cosas interesantes sobre la flora y la fauna de la zona y pudimos ver de forma física (a escala) como funciona el ciclo del agua. Alma quedó encantada.

Como no sabíamos cuánto iba a durar el diluvio universal, tuvimos la brillante idea de subirnos al coche y empezar a descender de vuelta a La Massana. Pocas veces se me ha hecho tan largo un trayecto… ¡no veíamos nada! Cuando la lluvia empezó a amainar, se levantó una espesa capa de niebla que no dejaba ver nada dos metros más allá. Toda una aventura o, mejor dicho, toda una insensatez.

Por suerte, pudimos volver a Naturlandia la mañana siguiente, justo antes de emprender el viaje de regreso a casa, y disfrutar de todo lo que tenía para ofrecernos la cota 1600.

No me voy a extender explicando todas y cada una de las actividades que hicimos en la cota 1600 pero sí puedo deciros que lo pasamos en grande los tres: laberintos, tirolinas, hinchables, tiro al arco, buggys… Fue muy divertido.

Eso sí, mención especial al Tobotronc porque no nos extraña nada que sea la atracción estrella de Naturlandia y que haya gente que suba hasta la cota 1600 exclusivamente para montar en él.

El Tobotronc es el tobogán de naturaleza más largo del mundo con 5,3 kilómetros de recorrido. Para que me entendáis, es como una montaña rusa que funciona solo por la fuerza de la inercia, vas sentado en un trineo biplaza y dispones de unas palancas con las que puedes controlar la velocidad de descenso, aunque lo divertido es frenar lo mínimo posible.

El recorrido es una auténtica maravilla, ya que este tobogán está totalmente integrado en el bosque de La Rabassa y es alucinante pasar a tanta velocidad entre los árboles de una forma completamente segura.

Es una experiencia extraordinaria que nosotros vivimos en verano con el bosque bien verde, pero que tiene que ser espectacular en invierno con todo el bosque nevado. Recomendamos comprobar primero en la web si, en las fechas en las que se quiere ir, está en funcionamiento y si hay entradas disponibles, porque se agotan con facilidad.

Nosotros, acostumbrados a vivir cerca del mar donde el tiempo no es muy variable, hicimos caso omiso al parte meteorológico porque “si hace sol, ¿cómo va a llover?”. Pero la vida en la montaña es muy diferente y si la predicción dice lluvia, pues lluvia va a haber.

Así que, nuestro consejo es que miréis las predicciones del tiempo antes de reservar vuestro día en Naturlandia porque merece la pena poder disfrutar del parque en todo su esplendor.

En definitiva, visitar Naturlandia hizo de nuestra escapada a Andorra una experiencia más completa e inolvidable. Mereció la pena desplazarnos hasta allí (dos veces) y disfrutar de las actividades y, sobre todo, del entorno. 100% recomendable.

Información útil

Compra de entradas

Las entradas se pueden adquirir vía on-line en la web de reservas de Naturlandia o en las mismas taquillas del parque.

Se recomienda comprar las entradas por internet para evitar posibles colas en las taquillas (especialmente en temporada alta). Aunque, de todos modos, hay que pasar por la oficina de la cota 900 para canjear la reserva por la entrada definitiva.

Las oficinas principales del parque donde se realiza la recogida de entradas/reservas se encuentra en la cota 900 en Avda. Verge de Canòlich 51.

– Descuentos

En la página de reservas del parque hay un apartado dedicado a las Promociones que van cambiando durante las diferentes temporadas. Por eso, recomendamos echar un vistazo a las promociones vigentes antes de realizar la reserva.

Calendario y horarios

Al ser un parque que está ubicado en cotas muy altas, durante el año tiene temporadas muy diferenciadas y marcadas principalmente por la época de nieves.

Podríamos decir que, dependiendo de la época del año, podemos visitar dos parques completamente distintos.

Podéis consultar el calendario con las diferentes temporadas y sus respectivos horarios aquí.

Actividades disponibles

Precisamente porque el parque es completamente distinto si vamos en verano o si vamos en invierno, las actividades disponibles también van cambiando con el paso de las temporadas.

De hecho, la cota 1600 queda casi fuera de servicio en la temporada de invierno a excepción del Tobotronc. Por eso, es imprescindible que, antes de comprar vuestra entrada, le echéis un vistazo a las actividades disponibles.

Parking

Tanto en la cota 1600 como en la cota 2000 hay habilitadas zonas de parking gratuito al aire libre y sin vigilancia.

En la misma web del parque se indica que, en caso de que los parkings estén completos, se puede aparcar de manera ordenada en los márgenes de la carretera, siempre y cuando no se obstaculice el paso de vehículos.

Si en la web del parque se indica, suponemos que se trata de una práctica habitual, aunque personalmente no me quedaría tranquila dejando el coche “mal aparcado” todo el día. Pero, si no os preocupa, adelante.

Mapa del parque

Queríamos compartir el mapa que tenemos de nuestra visita en 2019, pero revisitando la web hemos visto que el mapa va cambiando dependiendo de la temporada y de las actividades disponibles.

Podéis consultar el mapa actual aquí.

Calificación por edades

Junto con la entrada, se entrega un tríptico informativo que incluye el mapa de la totalidad del parque (las dos cotas) y la relación de actividades disponibles (tanto las que vienen incluidas con la entrada como las que requieren el pago de una tarifa extra, como por ejemplo el Tobotronc).

En la descripción de las actividades aparece la calificación por edades de cada una de ellas.

Para que lo tengáis en cuenta, los niños a partir de 7 años y de 1’20m pueden realizar casi todas las actividades, algunas de ellas acompañados por un adulto de más de 18 años.

Los peques menores de 3 años que no tienen acceso a las actividades de “grandes”, pueden disfrutar de manera gratuita del parque de animales, de los talleres infantiles y del parque infantil situado en la cota 1600.

Entrar comida

Se puede entrar comida al parque y, de hecho, hay zonas de picnic habilitadas para ello. De más está decir que en las zonas de restauración no se puede hacer picnic.

Restauración

En la cota 1600 encontramos dos puntos de restauración. La Cafetería, donde encontramos comida rápida (bocadillos, postres, etcétera), y el restaurante El Foc con comidas a la carta y showcooking.

En la cota 2000 hay dos restaurantes. La Borda que ofrece comida casera típica de montaña a la carta, y La Cervesera donde predomina la carne a la brasa y donde destaca su amplia terraza.

Precauciones y recomendaciones (ropa cómoda, ropa de recambio, etc.)

Se trata de un parque en el que haremos deportes de montaña y de aventura, por tanto es imprescindible llevar ropa cómoda y, sobre todo, calzado cómodo.

Tanto en verano como en invierno, recomendamos llevar (aunque sea en el maletero del coche) ropa de recambio. Pero, sobre todo en invierno en que el parque puede estar cubierto de nieve, nos parece esencial contar con ropa seca para cambiarse.

Y, por supuesto, la recomendación estrella: mucho protector solar. En invierno suele ser más habitual que nos olvidemos del protector solar pero, especialmente si hay nieve, es imprescindible si no queremos que nuestra piel sufra. En cambio, aunque en verano solemos tener la crema protectora más en cuenta, al encontrarnos en cotas altas, tenemos una falsa sensación de frescor que nos lleva a creer que el sol es menos agresivo y nos relajamos. Así que, haga el tiempo que haga, no olvidéis proteger vuestra piel.

Por último, especialmente si vais con niños pequeños, llevad un pequeño botiquín en la mochila con lo esencial (tiritas, cristalmina, suero fisiológico). No tienen porque hacerse daño y en el parque cuentan con enfermería de primeros auxilios, pero lo más normal es que puedan hacerse raspones o pequeñas heridas, y una tirita a tiempo puede terminar con un drama antes de empezarlo. Los que tenéis peques me entenderéis seguro.

Mascotas

Se puede visitar el parque con mascotas, pero hay que tener en cuenta que éstas no podrán acceder al parque de animales, a las zonas de restauración, ni al albergue.

Otra información

El parque es de libre acceso. Es decir, no hace falta comprar una entrada para entrar en el recinto. La entrada es imprescindible en el caso de querer realizar las actividades que se ofrecen.

Por tanto, si no estáis muy seguros de si este tipo de parque es para vosotros (cosa que dudamos porque hay actividades para todos los gustos), podéis acercaros hasta allí y curiosear antes de comprar vuestra entrada. Eso sí, hay que hacer un buen trayecto de montaña para llegar.

Para más información práctica, podéis visitar su web.

Como hemos comentado más arriba, al estar integrado en la naturaleza, Naturlandia es un parque cambiante. Con el paso de las estaciones, el parque se transforma y va activando o cancelando actividades. Por ello, antes de reservar vuestras entradas, os recomendamos siempre estudiaros a fondo la web, el calendario de apertura y las tarifas.

Para terminar, solo nos queda deciros que, si estáis pensando en visitar Andorra y estáis buscando planes para hacer más allá del senderismo, el spa o el esquí, no os podéis perder Naturlandia. Así que, calzaos unas buenas deportivas, enfundaos las mallas y preparaos para un día lleno de aventuras rodeados de naturaleza. ¡Ah! Y no os perdáis el Tobotronc, es toda una experiencia.

¿Conocíais este parque? ¿Os atrevéis con el Tobotronc? ¡Contadnos!

Nota: este post es fruto de una colaboración con Naturlandia, pero todas nuestras opiniones y experiencias son reales, sinceras y no-condicionadas.

🔗 MÁS GUÍAS SOBRE PARQUES TEMÁTICOS

Laura
Laura
En la blogosfera desde 2011 con mi pequeña ventana al mundo www.laurablanch.com, que nació como un lugar donde almacenar mis escritos de distintas temáticas y, al convertirme en madre, terminó convirtiéndose en un blog sobre maternidad y crianza con buena acogida (no descarto que el blog pueda tomar otro rumbo).

8 Comments

  • Ufff Naturlandia tiene buena pinta para viajar con niños. 👌Genial el post! Buscaba un parque de aventuras en entorno natural y creo que me habéis animado, apuntado para cuando la situación lo permita! Solo he bajado por un tobagan gigante en China, en la muralla chiná exactamente, fue superdivertido y las vistas sin precio, el tobotranc tiene la misma pinta solo que me pilla más cerca 😋, Andorra allá vamos… Porque pronto, volveremos a viajar!

  • ¡Incluir una visita a Naturlandia en una escapada a Andorra estaría genial! Me ha encantado que el parque cambie según la temporada y las actividades, así es un lugar inmerso en la naturaleza, vivo y que puedes visitar todas las veces que quieras sin cansarte. ¿Habéis repetido? Sin duda un buen plan para pasar una escapada en familia, me apunto Naturlandia y me quedo por aquí. Saludo.

    • ¡Hola Luz!

      Nosotros lo visitamos en verano y tenemos pendiente repetir en invierno. En cuanto la situación sanitaria mejore, incluiremos la visita invernal en nuestros planes 🙂

      Si lo visitas, ya nos contarás <3

      Un abrazo 🙂

  • Vaya aventura la visita a Naturlandia. Voy a anotar bien que siempre hay que tener enc uenta las predicciones meteorologicas antes de visitar NAturlandia. Pero bien que pudisteis vlver al dia siguiente y disfrutar de las actividades en la cota 1600.
    Creo, por lo que contais, que Naturlandia bien merece varias visitas a lo largo del año, para así disfrutar de todas las actividades, que tienen que ser tan diferentes segun cuando visitas el parque. Seguramente no me atreveria con e tobotronc, demasiada altura y velocidad para mi. jajajaja
    ¿Puedes visitar Naturlandia en varios días con la misma entrada? O ¿debes comprar una entrada por cada día que lo visitas?

    • ¡Hola Maria!

      Los que vivimos cerca del mar o en cotas bajas, no estamos acostumbrados a estar pendientes de la meteorología porque no es un factor muy cambiante. Pero ese día aprendimos que, para actividades de montaña o en altitud, es imprescindible estar prevenidos sobre el tiempo que va a hacer durante todo el día.

      Hasta donde sabemos, la entrada es para un solo día. Nosotros tuvimos la oportunidad de volver a la mañana siguiente porque, tal como indicamos al final del post, nuestra visita era fruto de una colaboración con el parque. De hecho, por eso decidimos irnos cuando empezó a llover. Si no, nos hubiéramos esperado a que escampara para disfrutar del parque ese mismo día (que, por cierto, después del diluvio universal y de la capa de niebla, al cabo de poco más de una hora volvía a brillar el sol).

      Si vais a ir a Andorra, te recomendamos esta visita muchísimo 🙂

      Un abrazo 🙂

  • Desde luego el título del post no engaña a nadie: habéis escrito una guía SÚPER útil para visitar Naturlandia. ¡Enhorabuena!

    Nosotros todavía no hemos visitado Andorra porque el transporte hasta allí desde Málaga es complicado, aunque tenemos muchas ganas de hacerlo. Y no conocíamos este parque, pero ya nos hemos guardado vuestra guía porque estamos seguros de que la utilizaremos cuando por fin decidamos ir a Andorra. La experiencia en el Tobotronc no nos la perderemos. ¡Debe ser divertidísima!

    Saludos.

    • ¡Hola!

      La verdad es que es una forma diferente de disfrutar de Andorra. Todos hemos oído hablar de sus pistas de esquí o de sus fantásticas rutas de senderismo, pero Naturlandia es toda una experiencia que merece la pena vivir. Y, sí, el Tobotronc mola muchísimo 😛

      Un abrazo 🙂

Leave a Comment

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra Política de Privacidad.