Viajar en tren por Bélgica

El pasado mes de agosto estuvimos recorriendo algunas de las ciudades más conocidas de Bélgica y, del mismo modo que en su día hicimos en Marruecos, decidimos que nos desplazaríamos en tren.

Viajar en tren por Bélgica

Bélgica es el centro neurálgico de Europa y se nota. La red ferroviaria belga es extraordinaria y eso hace que el tren sea, posiblemente, la mejor opción para desplazarse entre las ciudades de este pequeño gran país.

Si bien no se trata de un país barato, el precio de los billetes no nos pareció excesivamente caro teniendo en cuenta el excelente estado de sus trenes y la gran cantidad de horarios que ofrece. Además hay diferentes opciones que lo hacen más económica dependiendo de las circunstancias.

Viajando con niños

Es importante saber que los niños menores de 12 años no pagan billete en Bélgica, siempre y cuando vayan acompañados de un adulto. En caso de viajar solos tienen que pagar el 50% de un billete estándar.

A la hora de comprar el billete en ventanilla tienes que notificar que viajas con un menor para que lo añadan a tu billete pero nosotros compramos todos los billetes en las máquinas de tickets y, o bien no nos fijamos en si se podía añadir el menor al billete estándar o bien las máquinas no dan la posibilidad, el caso es que no sacamos billete para Alma y ningún revisor nos puso pega alguna.

Menores de 26 años

Si tenéis menos de 26 años, tenéis que comprar el billete Go Pass 1 para viajar en Segunda Clase. Este billete cuesta siempre 6,60 € independientemente del destino que elijáis. Teniendo en cuenta que, por ejemplo, el ticket Estándar del trayecto Bruselas-Brujas cuesta 14,10 € (sólo ida), la ventaja de este billete es considerable (aproximadamente un 55%). Eso sí, antes de comprar el ticket, os aconsejamos que primero echéis un vistazo al precio estándar en la web de la red ferroviaria belga ya que, por ejemplo, el billete estándar del trayecto Bruselas-Lovaina cuesta 5,40 € por lo que, en este caso, no os conviene el billete para menores de 26.

Weekend Ticket

Si os vais a desplazar entre ciudades en fin de semana, tenéis la opción de comprar el Weekend Ticket que sale aproximadamente un 50% más barato que el billete convencional para viajar en Segunda Clase. Eso sí, nosotros quisimos elegirlo el día que nos desplazamos a Amberes pero sólo nos daba la opción de ida y vuelta y no nos interesaba, por lo que no estamos seguros de si puede comprarse billete simple o es condición sine qua non comprar ida y vuelta.

El Weekend Ticket es válido desde las 19h del viernes hasta el domingo. Podéis consultar los fines de semana largos aquí.

Rail Pass

Si tenéis más de 26 años y habéis pensado en hacer varios desplazamientos entre ciudades puede interesaros la tarjeta Rail Pass para viajar en Segunda Clase. Esta tarjeta cuesta 83€ y es válida para hacer 10 desplazamientos. La principal ventaja de esta tarjeta es que puede utilizarla más de una persona, es decir, en un solo trayecto podéis gastar los viajes que necesitéis.

Del mismo modo que os hemos dicho en la tarjeta Go Pass 1 para menores de 26 años, os aconsejamos que primero invirtáis un buen rato en comprobar el precio de cada uno de los trayectos que vais a hacer y calcular si os sale a cuenta la tarjeta o no. Nosotros teníamos pensado comprarla pero finalmente no nos convino.

Si, finalmente, decidís comprar esta tarjeta que sepáis que no puede adquirirse vía internet pero podéis comprarla en cualquier máquina de tickets o en ventanilla. Y no olvidéis llevar un bolígrafo a mano porque tenéis que rellenar vosotros mismos la tarjeta con cada trayecto realizado.

Primera Clase o Segunda Clase

Los trenes en Bélgica son muy cómodos y limpios. Por lo que vimos, los vagones de Primera Clase no se diferencian en casi nada de los vagones de Segunda Clase, por lo que imaginamos que el plus que ofrecen es la escasa concurrencia de los mismos que, a nuestro parecer, no justifica la diferencia de precio.

Por ello, recomendamos que compréis los billetes de Segunda Clase porque no hay ninguna incomodidad en ella. Lo único que tenéis que mirar antes de subir al tren es que en vuestro vagón ponga un 2, no se trata del número del vagón sino de la categoría.

Web de Belgian Rail

Os recomendamos que antes de viajar os estudiéis bien todos los trayectos que vais a realizar en la web oficial de la red ferroviaria belga: https://www.belgiantrain.be/en.

La verdad es que, teniendo a mano la web, no necesitamos perder tiempo haciendo colas para ventanilla en ningún momento. Comprábamos los billetes en las máquinas y si teníamos dudas sobre qué tren era el que teníamos que tomar mirando las pantallas de la estación, contrastábamos la información con la web. Nos resultó comodísimo.

Además, nosotros os hemos hablado de algunas tarjetas y billetes con ventajas pero en la web tenéis muchas más opciones como por ejemplo el billete Senior (+65).

Viajar a otro país

Nosotros nos desplazamos desde Amberes (Bélgica) a Breda (Holanda) y fue muy sencillo. Lo único que debéis tener en cuenta es que, en este caso, no podéis comprar el billete en las máquinas, tenéis que pasar sí o sí por ventanilla.

Alma tampoco pagaba en este trayecto pero sí que nos sacaron un billete individual para ella para que no tuviéramos ningún problema a la hora de salir de la estación de Breda (hay que escanear un código QR que aparece en el billete).

Nuestra experiencia

Ya que las ciudades que visitamos son de las más habituales, os vamos a dejar los precios de los billetes estándar de Segunda Clase de los trayectos que hicimos (sólo ida) por si os son de utilidad:

– Aeropuerto Bruselas/Bruselas Central: 8,90 €
– Bruselas/Walibi: 5,10 €
– Bruselas/Brujas: 14,10 € (este trayecto, finalmente, lo hicimos en bus con un tour)
– Bruselas/Amberes: 7,40 €
– Amberes/Gante: 9,50 €
– Amberes/Breda (Holanda): 15,40 €

Para nosotros, como ya os contamos en nuestro post de Viajar con niños en tren, ésta siempre es una de las mejores opciones para viajar y, además, los trenes de Bélgica son de una calidad excelente: limpios, cómodos, puntuales, con mucha frecuencia de salidas y rápidos. Así que, si vais a recorrer Bélgica, os recomendamos echar mano de su red ferroviaria. Esperamos que este post os haya sido de utilidad y que disfrutéis mucho de vuestro paso por el país del gofre y del chocolate.

10 comments
  1. Nosotros siempre viajamos en coche, pero hay algunas ciudades que son un verdadero latazo para entrar en ellas en coche, asi que el tren es una idea estupenda.. Tenemos ganas de volver a Bélgica, así que quizás nos planteemos ir en avión hasta Bruselas y luego movernos por allí en tren. Buen apunte chicos!!

  2. Pues me parece fenomenal que se usen los transportes públicos, o privados, menos contaminantes… además es toda es una experiencia, porque en muchos países se ve la vida auténtica y real del lugar. Nosotros también hablamos maravillas de los trenes belgas… La verdad es que nos fue fenomenal cuando fuimos a Bélgica y cruzamos a Holanda… Todo muy cómodo, señalizado y rápido. Un abrazo familia!

    1. ¡Hola Maria Jose!

      A nosotros nos gusta especialmente viajar en tren porque cuando los niños son muy pequeños te da una libertad de movimiento que otros medios no te dan.
      Y, además, los trenes belgas son comodísimos y rápidos.

      Un abrazo 🙂

  3. Me encanta viajar en tren. Es práctico y muy cómodo, además si hay tan buenas combinaciones para enlazar las ciudades más visitables, me parece la mejor opción. Nuestras hijas tienen 12 y 14 años, ¿sabes si hay algún tipo de tarifa familiar?
    Gracias. Un saludo.

    1. ¡Hola Mª José!

      A nosotros también nos encanta viajar en tren 🙂

      Hay tarifas familiares pero a partir de 3 niños, es decir, familias numerosas.
      Pero para vuestras hijas podéis hacer uso de la tarifa para menores de 26 años con el ticket Go Pass 1 cuyo billete sencillo en segunda clase cuesta 6,60 € o con la Go Pass 10 que son 10 viajes a 53 € y que, además, es transferible o sea que pueden usar las dos una misma tarjeta.

      Espero que esta info os ayude.

      Un abrazo 🙂

  4. Nosotros no cogemos mucho el tren ahora que vamos con los peques. Al vivir alejados de medios de transportes colectivo, tiramos tan habitualmente del coche, que nos hemos hecho demasiado a él. Pero viendo lo cómodos que habéis viajado, no descarto la posibilidad de usarlo en algunas zonas que tengan una buena red ferroviaria. Me habéis dado una bien aides. Gracias!!

    1. ¡Hola Maribel!

      La verdad es que nosotros viajamos mucho en tren sólo cuando viajamos. En nuestra vida diaria, desgraciadamente, no podemos hacer demasiado uso del transporte público porque el servicio es bastante malo (y carísimo) en nuestra zona, así que también tenemos que “tirar” mucho de coche.
      Pero la realidad es que en la mayoría de países de Europa en los que hemos usado el tren la experiencia ha sido muy positiva y nos ha sorprendido bastante lo económico que es viajar entre países cuando aquí nos tenemos que dejar un riñón sólo para viajar de Tarragona a Madrid.

      Estaremos pendientes de vosotros como siempre por si os decidís a probar la experiencia.

      Un abrazo 🙂

  5. Un post muy práctico, yo también he viajado en tren las veces que he visitado Bélgica, me parece muy rápido y sin duda la mejor manera de moverse por el país. Las ciudades principales están tan bien conectadas y con tantos horarios! Un saludo

    1. ¡Hola Patricia!
      Para nosotros es el mejor medio de transporte para viajar con la peque. Y en Bélgica encontramos un servio estupendo, súper bien contactadas las ciudades, con mucha variedad de horarios y mucha oferta, sobre todo para viajar con peques. ¡Un abrazo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like