Oporto: World of Discoveries

Antes de viajar a Oporto, como hacemos siempre, estuvimos buscando cosas que hacer con niños en la ciudad del Duero. En seguida encontramos algo que entró automáticamente en nuestros planes de viaje: el Museo World of Discoveries.

¿Qué es World of Discoveries?

World of Discoveries se define a sí mismo como “Museo Interactivo y Parque Temático que reconstruye la fantástica odisea de los navegantes portugueses, cruzando los océanos para descubrir un mundo desconocido”.

El museo se divide en veinte áreas temáticas permanentes que van desde las más puramente informativas a las más interactivas, y cuyo colofón final es un espectacular recorrido en bote por distintos escenarios que representan los destinos a los que arribaron los grandes navegantes portugueses.

Los diferentes puntos del recorrido pueden resumirse de la siguiente manera (como el mapa del museo indica):

1- A bordo: en esta zona encontramos los torniquetes de acceso y es donde se proyecta un vídeo introductorio protagonizado por Infante D. Henrique.

2- Intentos e inventos: esta sala alberga varias maquetas de distintos tipos de navíos utilizados por la flota portuguesa, desde los más pequeños y sencillos hasta los más grandes y preparados para grandes travesías. También encontramos en esta sala distintos artilugios de navegación (brújulas, astrolabios, etcétera).

3- Mundos al Mundo: pantallas táctiles, globos terráqueos 4D, grandes pantallas con detallada información sobre las distintas rutas tomadas por las flotas portuguesas y la reproducción de una escena entre dos navegantes estudiando un mapa es lo que nos espera en esta sala que nos va adentrando a la vida en el barco.

4- Cubierta del navío: esta zona empieza a ponernos en situación de una forma más gráfica. En ella encontramos la reproducción a tamaño real del interior de un navío: la zona de carga, las condiciones de vida a bordo, las herramientas, las mercancías transportadas, etcétera.

5- Astillero naval: aquí encontramos la reproducción de un astillero con todo tipo de herramientas.

6- Recorrido en bote: empezando por la salida de Oporto y arribando a Brasil, pasando por el Mar Tenebroso y la India, entre otros, este recorrido es la estrella del museo.

7- Sphera Mundi: la tienda del museo cierra el recorrido de nuestra aventura marítima y nos invita a llevarnos algún recuerdo.

8- Mundo de Sabores: el restaurante del museo se encuentra en la tercera planta del mismo edificio.

Nuestra experiencia

Lo primero que nos sedujo de World of Discoveries fue su ubicación. Está situado en pleno barrio de Miragaia, uno de los barrios más pintorescos y con más personalidad de Oporto que, además, albergó los astilleros de la flota portuguesa durante la Era de los Descubrimientos. El museo se encuentra mirando al río y se accede por una pasarela que te invita a imaginar que estás subiendo a bordo de un gran navío. Así que la experiencia nos atrapó desde el principio.

Nada más entrar, encontramos a nuestro guía que nos estaba esperando para hacernos una visita especial en español. La visita es libre y en cada una de las distintas salas hay distintos guías caracterizados del siglo XVI para despejar dudas o atender preguntas pero nosotros tuvimos la suerte de disfrutar de una visita personalizada que disfrutamos muchísimo.

Nuestra aventura empezó con un vídeo explicativo protagonizado por Infante D. Henrique, uno de los navegantes portugueses más importantes de la Era de los Descubrimientos. Si bien el vídeo estaba en portugués fue de fácil comprensión y nos sirvió como introducción a nuestra visita.

El recorrido más informativo y técnico nos resultó de lo más interesante y ameno, aunque creemos que Alma lo hubiera asimilado mejor con un par de años más (ahora tiene seis). Nuestro guía estuvo muy atento a nuestras dudas e intervenciones todo el tiempo e hizo de nuestra visita algo distendido y muy didáctico.

Sin duda, el plato fuerte de la visita –y el que más disfrutamos los tres- fue el paseo en bote. Nos faltan palabras para describir el nivel de detalle de cada una de las representaciones de los diferentes países a los que arribaron los portugueses y que dividen el recorrido en los siguientes escenarios: partida de Oporto, Lisboa, Norte de África, conquista de Ceuta, Mar Tenebroso, Cabo de las Tormentas (donde deberemos lidiar con el personaje mitológico Adamastor), África Negra, Bosques Ecuatoriales, India, Timor y China, Macao, Japón y Brasil.

El recorrido en bote es meramente un paseo, no es una atracción de grandes sorpresas como podéis ver en este vídeo de nuestro canal. Pero si vais con niños muy pequeños, altamente sensibles (como Alma) o fácilmente impresionables, no está de más que tengáis en cuenta que Alma se sobresaltó al principio del recorrido en la parte de la Conquista de Ceuta porque suena un cañonazo y una bala de cañón cae al agua frente al bote (no moja ni salpica) y cuando pasamos por el Mar Tenebroso y atravesamos el Cabo de las Tormentas la tuve que abrazar porque se agobió un poco. Pero, como no hay mal que cien años dure, disfrutó muchísimo del resto del paseo, sobre todo de los Bosques Ecuatoriales porque son impresionantes.

Puesto que la salida es a través de la tienda, como colofón a nuestra mañana especial, compramos un pequeño recuerdo de nuestro paso por este espectacular y diferente museo.

Nuestra opinión

Nuestra opinión sobre las colonizaciones y conquistas es bastante crítica. Entendemos el contexto histórico en que se produjeron pero también entendemos que la Historia la escriben los ganadores y/o poderosos y que nuestro deber, no sólo como padres sino como ciudadanos que se pretenden libres, es analizar la información bajo un punto de vista crítico, desde la distancia que ofrecen los siglos y los avances, y sacar nuestras propias conclusiones.

Con esto lo que queremos transmitir es que este tipo de museos nos parecen de lo más interesantes porque nos brindan la oportunidad de tirar del hilo de la información con nuestros hijos, tengan la edad que tengan. Creemos que es una ocasión perfecta para ofrecerles la otra cara de la versión recibida y, en plena era de la información y de la globalización, nos parece incluso peligroso quedarnos con la Historia única que nos cuentan la mayoría de los libros que forman parte del sistema educativo.

Por este motivo os recomendamos fervientemente que llevéis a vuestros hijos a este tipo de museos y que los invitéis a sacar sus propias conclusiones y metáis toda la baza que os parezca oportuno. No hace falta ser un erudito en Historia, desde la propia humanidad se pueden afrontar estos temas de un modo didáctico y rico en valores.

Aspectos a tener en cuenta

– La visita al museo dura aproximadamente una hora.
– La visita es libre aunque hay un equipo de guías dispuestos a ayudar a los visitantes en las distintas salas.
– Se pueden hacer visitas guiadas en distintos idiomas previa reserva.
– Todos los contenidos están disponibles en seis idiomas: portugués, español, francés, inglés, alemán e italiano.
– En el recorrido en bote hay un audio-guía que acompaña el paseo a través de los altavoces de la barca.
– El museo está preparado para personas con dificultad de acceso.
– El museo dispone de contenidos adaptados para personas con necesidades educativas diversas de tipo sensorial y/o cognitivo.
– Es una visita muy interesante para grupos escolares. De hecho, la sensación que tuvimos es que el museo está especialmente concebido para ese cometido.

Horarios

Días laborables: de 10h a 18h (última entrada a las 17:30h)
Fines de semana: de 10h a 19h (última entrada a las 18:30h)
Cerrado: 1 de enero y 25 de diciembre.

Precios

Niños de 0 a 3 años: entrada gratuita
Niños de 4 a 12 años: 8 € en taquilla / 6,80 € (+IVA) online
Adultos de 13 a 64 años: 14 € en taquilla / 11,90 € (+IVA) online
Estudiantes (con tarjeta): 11 € en taquilla / 11 € (+IVA) online
Mayores de 65 años: 11 € en taquilla / 11 € (+IVA) online
Escuelas: 6 € en taquilla

Dirección

Rua de Miragaia, 106, 4050-387 Porto
+351 220 439 770

Nota: agradecemos a World of Discoveries su atento servicio y que hayan contado con nosotros.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ¡Suscribete-en-nuestro-canal-1.jpg

12 comments
  1. NO se si es que cuando fuimos nosotros a Oporto no estaba abierto, ya que hace casi 12 años, o como fuimos con un niño de 1 año, ni si quiera buscamos planes con niños por Oporto como haríamos ahora.

    Sin duda si volvemos con los niños estará en nuestra agenda, les gustan tanto esos parques temáticos como su temática…viajes, descubrimientos, nuevos mundos…

    1. ¡Hola Héctor! No te sabría decir si hace 12 años estaba abierto. Nosotros visitamos Oporto en 2011 y no recuerdo haberlo visto. Pero es verdad que fue un plan que buscamos para hacer con la peque, aunque realmente no sea un Museo exclusivo para niños/as. Es un plan para toda la familia y así lo disfrutamos 🙂 ¡Saludos!

    1. ¡Hola! Puede ser interesante para todas las edades. El museo es super interactivo y aunque puede dar la sensación de que esta preparado para grupos escolares, nosotros vimos gente de todas las edades, familias, parejas, gente mayor. Tanto la peque como nosotros salimos encantados. Para que digan que la historia es aburrida jeje ¡Saludos! 🙂

  2. Me gusta mucho la reflexión que hacéis al final sobre el museo. Desde luego siempre es buena idea ofrecer otra versión de las historias tantas veces contadas y aún más si hay pequeños por medio. Con museos así le estais dando una educación estupenda. ¡Gracias por compartirlo! 🙂

    1. ¡Hola Sergio! Para nosotros es muy importante que primero ella entienda que no hay solo una historia. Cuando localizamos este World Of Discoveries no lo dudamos. El museo es impresionante, super didáctico y nos daba la oportunidad de explicarle nuestro punto de vista. ¡Saludos y gracias por comentar! 🙂

  3. Pues hace un par de años fuimos a Oporto, pero como me puse enferma casi no la disfrutamos, así que tengo pendiente una visita a Oporto y no tenía apuntado este museo que parece muy interesante, sobre todo el paseo en barco. Iremos aunque no tenemos niños, pero el espíritu lo conservamos, ejeje

    1. ¡Hola Netikerty! Que pena ponerse malo estando de viaje, pero son cosas que pueden pasar. Así ya tienes una excusa para poder volver. Nosotros volveríamos al museo también, aunque fuera sin la peque. ¡Nos encanto! ¡Saludos y gracias por pasar! 🙂

  4. Pues Alma es una niña afortunada al tener padres viajeros que piensan en lugares especiales para visitar durante un viaje.
    Me encantaría conocer este rincón del mundo… y me gustaría hacer el recorrido en bote 👏👏
    Gracias por el post.
    Saludos Viajeros para los tres 🤗

    1. ¡Hola Lilián! Desde que comenzamos a viajar en familia, siempre buscamos actividades más acorde a sus necesidades, aunque no deja de sorprendernos queriendo visitar museos, iglesias, etc. ¡Ya es todo una viajera! Y nosotros encantados. ¡Saludos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like