Museo Checkpoint Charlie

La vorágine del mundo laboral unida a la variada oferta de ocio que nos rodea hoy en día nos permiten realizar a menudo escapadas que no suelen durar más de dos o tres días.

Cuando el tiempo es escaso, la planificación juega un papel fundamental. Nuestros gustos e inquietudes definen qué visitas descartaremos o qué planes no pueden fallar de ninguna manera.

Este post NO es una recomendación para todo el mundo, ni siquiera es una de esas visitas conocidas como “imprescindibles”. El precio y la temática pueden ser razones más que suficientes para evitar acceder al Museum Haus Am Checkpoint Charlie.

Berlín esta llena de historia, pero hay un tema que sobresale constantemente al visitarla y del cual todos hemos oído hablar alguna vez “El muro de Berlín”.

El muro separó en su día la República Democrática Alemana de la República Federal de Alemania o como se decía vulgarmente: el Este del Oeste.

Para controlar el acceso se creó un paso fronterizo conocido como “Checkpoint Charlie”. A día de hoy se puede visitar y es una de las fotos más características de la ciudad. Ésta si es una visita obligada.

Museum Haus Am Checkpoint Charlie

A través de diversas exposiciones permanentes, el museo nos ofrece un recorrido por la Guerra Fría. También cuenta con documentos, fotos y vídeos sobre el muro, su construcción y su caída.

Pero lo que más llama la atención, sin duda, son las historias personales de gente que luchó por conseguir la libertad. El ingenio queda al descubierto y nos muestra casos surrealistas de personas escondidas de mil maneras para intentar pasar el control sin ser detectadas… unas lo consiguieron y otras, desafortunadamente, no.

Nuestra experiencia

Nosotros visitamos Berlín en 2011 y no teníamos a Alma. El museo Checkpoint Charlie puede ser una visita interesante con niños más grandes (de 8 años en adelante, más o menos) y se puede hacer tranquilamente con bebés (porteados porque es un museo lleno de desniveles y escaleras y no demasiado accesible con carros y sillas de ruedas), pero si tenéis niños pequeños pueden aburrirse mucho y debido a la distribución caótica del museo puede llegar a ser una experiencia un tanto agobiante para todos.

De todas formas, si tuviéramos que volver a entrar con Alma, lo haríamos. Pero es que a nosotros nos va la marcha 😉

Somos unos apasionados de la Historia y fue la Historia la que nos llevó a Berlín, así que para nosotros esta visita fue de lo más completa y provechosa. Si, como a nosotros, os gusta mirar atrás e intentar conocer todo lo que nos ha traído hasta aquí, no dudéis en visitarlo.

Información de interés

Dirección: Friedrichstraße 43-45

Precio: Ver precios actualizados

Horario: Todos los días de 09.00h a 22.00h.

Transporte: Autobús: M29 / Metro: línea U6

Más información: http://www.mauermuseum.de

4 comments
  1. Cuando estuve en Berlín no tuve ocasión de visitarlo y yo, como vosotros, soy una apasionada de la historia así que si vuelvo a Berlín no me perderé esta visita al museo de Check Point Charlie

  2. Pues ya he estado 2 veces en Berlín y se me había pasado completamente la visita a ese museo… 🙁

    Me parece muy interesante cómo muestra nuestra historia reciente, que ahora suena algo lejana, pero que no hay que olvidar. Gracias por la info, me la apunto por si me animo a un tercer viaje. Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like