Bus turístico: ¿SÍ o NO?

No somos unos expertos en la materia, es más, hemos utilizado este servicio en contadísimas ocasiones.

Cada vez que vamos a visitar una ciudad tenemos las mismas rutinas. El primer paso es buscar los vuelos, luego localizamos el hotel y, una vez tenemos estos dos temas cerrados, empezamos a plantearnos el tema del transporte y la movilidad en la ciudad. Y aquí es donde surge la opción del Bus Turístico.

Es una opción muy interesante pero a día de hoy no le hemos podido/sabido sacar partido, o no le hemos encontrado la forma funcional de utilizarlo. Hemos contemplado la posibilidad de utilizar este servicio en TODAS las ciudades que visitamos y, la verdad, es que lo hemos descartado en casi todas.

Nuestra experiencia se basa en las únicas dos veces que hemos contratado el Bus Turístico: en Porto y en Valencia.

Pero como no queremos plantear este post como una crítica al bus turístico, intentaremos hacer una lista con los pros y los contras.

Pros

– Es una de las formas más cómodas de visitar una ciudad.

– Sabes que no te dejarás ningún lugar imprescindible.

– Es ideal si vais a pasar pocos días en la ciudad y queréis ver mucho en poco tiempo. En Porto lo utilizamos bastante, incluso hicimos el recorrido completo (creo recordar que en más de una ocasión).

– Suelen incluir interesantes descuentos para las principales atracciones turísticas.

– Para los niños es una opción ideal. En Valencia, nuestra hija se lo pasó en grande viajando en la planta superior descapotable y pudiendo hacer fotos desde allí. Fue una experiencia que disfrutó mucho.

Contras

– La principal pega que le vemos es el precio. Nos parece caro si tenemos en cuenta que las grandes ciudades suelen contar con bonos de transporte público cuyas paradas coinciden, en muchas ocasiones, con los puntos turísticos más destacados.

– Si bien es cierto que puedes recorrer mucho en poco tiempo, a nosotros no nos termina de encajar en nuestra forma de viajar. Nos gusta mucho caminar y descubrir la ciudad desde nuestro punto de vista. Y el Bus te da “su” punto de vista. En definitiva, te pierdes el callejear.

– Es muy cómodo subir y bajar cuando quieras. Pero, dependiendo de la época del año, las esperas entre Buses pueden ser muy tediosas. En Valencia llegamos a esperar más de 40 minutos.

– El horario de finalización del servicio nos parece que se debería extender. Es verdad que muchas veces ofrecen Buses nocturnos pero se trata de una tarifa aparte.

En definitiva, si viajáis con niños, tomar el bus turístico puede ser una atracción más dentro de vuestro itinerario de viaje. Les hace mucha gracia eso de ir subiendo y bajando del bus.

En cambio, si viajáis solos y lo que os gusta es callejear, yo descartaría esta opción y me decantaría (si lo veis necesario) por el abono de transporte público que es el que os salvará los pies a última hora del día cuando estéis en la otra punta de la ciudad y soñéis con volver a vuestro alojamiento.

Y, vosotros, ¿acostumbráis a contratar el Bus Turístico en vuestros viajes? ¿Hay alguna ciudad en la que os parezca imprescindible utilizarlo? Nos encantaría que nos contarais vuestra experiencia.

 

14 comments
    1. ¡Hola! Es una opción muy cómoda de recorrer una ciudad, seguramente también dependa mucho del tiempo que tengas. Nosotros tampoco somos mucho de esta opción. Aunque la hemos utilizado en alguna ocasión. ¡Saludos!

  1. Nunca nos hemos subido a uno. Preferimos ir de un sitio a otro por nuestros medios o andando. En nuestro primer viaje nos metieron en un mini autobús y nos sentimos un poco encasillados. No nos podíamos entretener en hacer fotos o disfrutar de un café.

    Sabemos que estos turísticos funcionan de otra manera pero no nos acaban de atraer.

    Saludos viajeros

    1. ¡Hola Ipaelo! Coincidimos, entendemos que puede ser una buena opción, pero no se adapta del todo a lo que nosotros buscamos. Recorrer y descubrir a pie nos parece una idea más atractiva. Pero sabemos que hay miles de maneras de viajar. ¡Saludos!

  2. Son muy pocas las ocasiones que hemos utilizado este servicio ya que preferimos recorrer a pie las ciudades y descubrir lugares que con el bus turístico quizá no hubiéramos encontrado. Sin embargo, tengo que reconocer que cuando se dispone de muy poco tiempo para visitar tu destino, es una opción más que valorable.
    Un saludo!

    1. ¡Hola Sara! A nosotros nos encanta caminar, y creemos que de esa manera descubres la ciudad de forma más natural. Pero es verdad que muchas veces el tiempo es fundamental y ahí es donde el Bus turístico se convierte en una opción. ¡Saludos!

  3. Yo creo que todos tenemos que probar al menos una vez pero la verdad que tampoco es mi primera opción al momento de conocer una ciudad… sí creo que es bueno para complementar alguna visita, principalmente si no andamos con tanto tiempo como para andar a pie… pero sí, es un tema polémico!

    1. ¡Hola Ale! Creo que al final casi todos coincidiremos en que es un tema de tiempo. Si pudiésemos disponer de una semana o diez días en cada ciudad no creo que hiciese falta, pero cuando sólo contamos con un fin de semana por ejemplo, el Bus se vuelve una opción mas que interesante. ¡Saludos!

  4. Pues como bien dices tiene sus pros y sus contras. Nosotros los hemos usado en varias ocasiones y fue buena idea. En otros viajes ni nos lo hemos planteado. Depende mucho del tiempo que tengas, las distancias, si hay buen transporte publuco, etc.. otra opción más a tener en cuenta

    1. ¡Hola Netikerty! Nosotros nos lo planteamos siempre, pero sólo lo hemos utilizado dos veces. La inmensa mayoría de las veces optamos por bonos de transporte publico. Pero la opción del Bus siempre esta ahí. ¡Saludos!

  5. Nosotros somos de los que piensan que estos autobuses tienen su público. A nosotros, de momento, no nos llaman la atención porque disfrutamos mucho caminando por las ciudades que visitamos pero tenemos claro que, cuando seamos más mayores, será una opción a tener muy en cuenta, porque se ahorra tiempo y esfuerzo. ?

    Saludos.

  6. Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que decís, tanto los pros como los contra. Nosotros lo hemos usado alguna que otra vez pero en Oporto nos vino fenomenal porque yo estaba enferma con gastroenteritis y casi no tenía fuerzas y fue una forma de recorrer toda la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like