Kensington Gardens, segunda estrella a la derecha

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Si viajáis con niños pequeños tenéis una cita obligada con un parque muy especial.

Situado en Kensington Garden, al noroeste de Hyde Park, encontramos el Diana Memorial Playground. Se trata de un parque infantil construido en memoria de la Princesa Diana, inspirado en Peter Pan y ambientado con algunos de los escenarios más icónicos de la historia de J.M. Barrie.

Paseando por Nunca Jamás

La estrella indiscutible de este precioso lugar es, sin lugar a dudas, el galeón pirata de madera. Un pequeño Jolly Roger lleno de escaleras, rincones y escondites, donde poder trepar hasta el carajo o llevar el timón al más puro estilo Capitán Garfio.

Este divertido barco está rodeado de una limpia y fina arena de playa, perfecta para que jueguen los más pequeños de la familia sin preocuparse de que se hagan daño.

Justo delante del barco, hecho con piedras, nos encontramos al cocodrilo Tick-Tock y un cofre del tesoro; y a su izquierda entramos en la Laguna de las Sirenas, un espacio de rocas y “fósiles” que nosotros vimos seco pero que cuenta con distintas canalizaciones y que, por lo que hemos leído por ahí, parece ser que en algunas épocas del año cuenta con agua.

Otro de sus rincones estrella son el pequeño Campamento Indio formado por tres tipis y el Jardín del Movimiento y la Música donde los niños pueden hacer música mientras juegan por la pasarela xilófono o saltan de seta en seta entre tobogán y tobogán.

Detallista hasta el extremo, encontraremos en este parque la entrada al Árbol de los Niños Perdidos o un pequeño fuerte con un tesoro enterrado. En cada rincón una sorpresa.

Este recinto cuidado con mimo y preparado al detalle no se olvida de los niños con movilidad reducida que tienen también accesos preparados para que disfruten sin barreras.

Antes de entrar al parque que abre a las 10 a.m., no podéis dejar de admirar cada detalle del Roble de los Elfos (Elfin Oak), una maravilla tallada a mano que hará volar vuestra imaginación como aperitivo a la gran aventura que os espera en el País de Nunca Jamás.

Y si lo que os ha traído hasta aquí es el pequeño niño perdido que tenéis dentro, no podéis perder la oportunidad de acercaros hasta la estatua de Peter Pan. Situada junto al Long Water, en la zona norte de Hyde Park (muy cerca de Lancaster Gate), encontraréis esta pequeña estatua junto a la que inmortalizar vuestra visita a estos maravillosos parques londinenses.

 

Información de interés

Dirección: Broad Walk, London W2 2UH, Reino Unido

Acceso: los adultos sólo pueden entrar acompañando a niños de entre 0 y 12 años. El acceso a los adultos sin niños se restringe al horario de 9,30h a 10h.

Precio: Acceso gratuito. Última entrada 15 minutos antes de la hora de cierre.

Horario: 10.00 – 19.45 (El horario de cierre varía en función de la época del año). El parque está cerrado el 25 de diciembre.

Café y baños: dentro del recinto del parque se encuentra The Broadwalk Cafe y baños accesibles y preparados con cambiadores para bebés.

6 comments
  1. ¡Oyeee! Que yo también quiero ir jajajaja Peter Pan era una de mis películas favoritas de pequeño… Me tendré que conformar con la media hora que dejan entrar sin niños 😂 Me gusta conocer a gente que viaja con niños ya que se fijan y encuentran cosas que yo nunca hubiera visto 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like