Castillo de Peñíscola

Volviendo de Valencia, improvisamos una parada en Peñíscola para comer y que así el viaje se nos hiciera menos pesado, sobre todo a la Peque.

Como era una visita fugaz, aparcamos lo más cerca que pudimos del Castillo y después de comer fuimos a visitarlo.

Sacamos las entradas y primero visitamos el Parque de Artillería con sus impresionantes vistas al Mediterráneo. Pero no nos entretuvimos demasiado porque nos habían avisado en taquilla de que a las 16h empezaba en el Castillo una visita guiada teatralizada y no nos la queríamos perder.

Tuvimos mucha suerte de encontrarnos con la visita teatralizada ya que quedamos gratamente sorprendidos por la calidad de las explicaciones y de la actuación de los guías/actores, espectáculo de títeres incluido.

El Castillo en sí mismo es un espectáculo que hay que ver: la construcción, su enclave estratégico y privilegiado, las vistas y la brisa marina. Pero la visita guiada teatralizada le añade un punto mágico y místico insuperable.

Así que ésta es una visita improvisada que nos salió redonda y que recomendamos totalmente. Os dejamos un vídeo para animaros a visitar Peñíscola y su imponente castillo templario si todavía no lo habéis hecho.

 

10 comments
  1. A pesar de que hemos estado dos veces en Valencia, nunca hemos visitado el Castillo de Peñíscola, así que nos guardamos vuestra recomendación porque además nos encantan las visitas teatralizadas… ?

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like