Blog España Europa Parques Tarragona

Ferrari Land en Familia

Tenemos la suerte de vivir muy cerca de PortAventura. Tan cerca que es lo primero que vemos cuando abrimos la ventana cada mañana. Tan cerca que hemos visto “nacer” Ferrari Land; desde la primera grúa hasta la última pieza de Red Force, pasando por el incendio de la réplica del Campanile di San Marco.

Así que cuando lo inauguraron la temporada pasada nos moríamos de ganas por ir a conocerlo pero nos echaba para atrás que había muy pocas atracciones infantiles. Pero este año han inaugurado una nueva área infantil que cuenta con cinco atracciones pensadas para los más pequeños de la casa. Por ello, decidimos que éste era nuestro año.

Un día en Ferrari Land

Así como os decimos que un día en PortAventura Park no es tiempo suficiente (sobre todo si queréis subir a las atracciones estrella y disfrutar de los shows más espectaculares), os podemos decir que con un día en Ferrari Land vais sobrados de tiempo. Además, por el momento, no suele haber una gran afluencia de público por lo que no debéis temer por encontrar colas interminables.

En temporada alta podréis disfrutarlo de 10’30h a 20h y en temporada baja de 10’30h a 17h. En ambos casos tenéis tiempo de sobras para verlo todo. Podéis consultar el calendario y los horarios aquí.

Nuestra experiencia en Ferrari Land

Nosotros nos animamos a ir en pleno 1 de mayo. Aun siendo festivo nacional, el inicio del buen tiempo y aun con PortAventura a tope, no sufrimos grandes colas ni grandes esperas en ningún momento del día y pudimos verlo todo tranquilamente. Incluso tuvimos tiempo para pasear después de verlo todo, de hecho no esperamos ni al cierre para irnos.

Lo primero que hicimos fue recorrer el parque entero, darle toda la vuelta, cosa que hicimos en menos de media hora aun parándonos a ver espectáculos callejeros. Es un parque pequeño pero muy bonito y bastante completo.

La tematización de las calles reproduciendo distintos escenarios de Italia es sencillamente deliciosa: el Coliseo, el Campanile di San Marco, la casa de Enzo Ferrari (Módena), la Scala de Milán, las flores, las terrazas… Vale la pena visitar el parque por lo menos una vez y disfrutar de la ambientación italiana.

Después, nos fuimos directamente a la nueva zona infantil donde pasamos toda la mañana. La lástima fue que, el uno de mayo, la montaña rusa infantil Red Force Junior, inspirada en el gran acelerador Red Force, estaba todavía en construcción y nos quedamos con las ganas de probarla (la inauguraron el día 22 de mayo).

El otro pequeño chasco que nos llevamos fue que no pudimos subir a los Crazy Pistons (dos góndolas en forma de pistones que giran sobre sus ejes a una altura de más de 9 metros) porque la altura mínima para subir es de 1’20 metros y la peque no llega todavía. Así que de las cinco atracciones de la zona infantil sólo pudimos probar tres: para nosotros, la mejor, sin duda, la Kid’s Tower; la torre de caída libre infantil (del estilo de El Salto de Blas en Sésamo Aventura pero toda mecanizada).

Mientras la peque y yo hacíamos cola para subir a la Kid’s Tower, Tomás aprovechó para subir a la atracción estrella del parque: Red Force, el acelerador vertical más alto y rápido de Europa. Y, después, me tocó el turno a mí. Si queréis saber qué nos pareció la experiencia, no os perdáis nuestro vídeo de Ferrari Land.

En la misma zona infantil disfrutamos del espectáculo Acrobatic Show Ferrari Land, un gran espectáculo de acrobacias que merece la pena pararse a ver.

Finiquitada el área infantil, llegó la hora de comer. Hay distintos lugares donde poder comer, desde restaurantes con servicio a mesa hasta puestos donde comprar snacks y/o bocadillos. Nosotros decidimos comer en Pit-Lane, un autoservicio inspirado en la leyenda de los pilotos Ferrari.

Recién terminados de comer nos metimos en el edificio Ferrari Experience y entramos en Racing Legends: una atracción 4D tipo IMAX que hace un recorrido por distintos circuitos y momentos de la historia de la Fórmula Uno. No sabemos si fue que en estas atracciones suele haber mucha humedad y suele hacer mucho calor, si es que acabábamos de comer, si es que la resolución de la imagen con las gafas 3D no es demasiado buena o un cúmulo de todo, pero salimos los tres bastantes revueltos de esta experiencia. Tenedlo en cuenta.

Justo al lado de la salida de Ferrari Experience encontramos Junior Championship: una atracción para niños que consiste básicamente en un recorrido simple en círculo y cuya gracia consiste en llevarte sacudidas cada vez que coge una curva. Yo bajé crujida de los riñones pero a la peque le gustó, así que la atracción cumple su cometido.

La última atracción que disfrutamos fue la de Maranello Grand Race: coches sobre raíles que “compiten” en un circuito de carreras inspirado en el mítico Maranello. En esta atracción subieron la peque y Tomás y bajaron encantados con la experiencia; la peque estaba como loca porque había conducido ella el coche. Éxito total.

Y, por último, visitamos la Ferrari Land Gallery que se encuentra dentro del edificio Ferrari Experience y que consiste simplemente en tres coches de exposición,  pantallas táctiles que repasan la historia y los modelos míticos de Ferrari, y dos coches para hacerse una foto (un deportivo y un F1)… foto que hay que pagar, por supuesto.

Y eso fue todo lo que hicimos en nuestro día en Ferrari Land. Realmente, lo único que nos habría quedado por hacer sería subir a las Thrill Towers (torres de rebote), así que podemos decir que nos sobró tiempo y lo vimos todo.

Nuestra opinión sobre Ferrari Land, ¿merece la pena?

Nos encantan los parques de atracciones y nos encantan todavía más los parques tematizados. Por lo que respecta a las atracciones de Ferrari Land, excepto el acelerador que es espectacular, el resto de atracciones son bastante moderadas y suaves. Vaya, que no hay grandes emociones a nivel de adrenalina o espectacularidad.

En cambio, por lo que respecta a la tematización tenemos que decir que es espectacular. Somos unos enamorados de Italia y la ambientación está muy conseguida.

Ahora bien, del mismo modo que os animamos a visitar Ferrari Land y exprimir todo lo que nos ofrece, os confesamos que salimos con la impresión de haber aprovechado el día, de saber que nos había gustado pero convencidos de que no volveríamos a pagar la entrada para volver. Quizá volvamos en alguna fiesta nocturna como las que se hicieron durante la temporada alta del 2017 pero pagar la entrada para pasar todo el día, no creo que volvamos a hacerlo.

Sinceramente, creemos que para los que estamos acostumbrados a PortAventura Park y sus infinitas posibilidades (llevo disfrutando de PortAventura desde 1995 y nunca dejo de descubrir rincones o de sorprenderme con los cambios), Ferrari Land se queda muy corto. Si nos dijerais que tenéis sólo un día para estar por aquí y que os ayudáramos a decidiros por un parque, sin duda, descartaríamos Ferrari Land. Es digno de ser visitado y creemos, sinceramente, que merece la pena pero es prescindible.

Esperamos haberos ayudado. ¿Conocéis Ferrari Land? ¿Subisteis a Red Force?

Sobre el Autor

Laura

Laura

En la blogosfera desde 2011 con mi pequeña ventana al mundo www.laurablanch.com, que nació como un lugar donde almacenar mis escritos de distintas temáticas y, al convertirme en madre, terminó convirtiéndose en un blog sobre maternidad y crianza con buena acogida (no descarto que el blog pueda tomar otro rumbo).

6 Comentarios

  • Me apunto este lugar para ir con uno de mis ahijados que seguro que le encanta. Todo un lugar peculiar y como veo en tu post una visita recomendable. Apuntado en mi lista de viajes de padrino

  • Se agradece las recomendaciones y opiniones objetivas sobre el parque, basados en vuestra propia experiencia. Aunque me atrae la idea de ver la ambientación inspirada en Italia, creo que no me termina de convencer el resto de atracciones que ofrece. Quizá tengamos que darles unos años, para que incorporen novedades. Gracias por los tips!

  • Mira que nosotros también tenemos muy cerquita tanto este parque como Port Aventura, pero… no somos mucho de este tipo de lugares que aprovechamos a visitar cuando viene familia o amigos y es imposible decirles que no a acompañarlos.

    No conocemos Ferrari Land, y se agradecen vuestras opiniones sinceras y objetivas, de momento y por lo que hemos leído, quedará en el tintero junto a otros parques temáticos del mundo 😉
    Un abrazo familia!
    Eva y Carmelo

    • ¡Hola Eva! Nosotros somos de ir de parques de atracciones siempre que podemos. Pero esto va a gustos. Y si, siempre que vienen amigos o familiares también terminamos allí jeje ¡Saludos y gracias por pasar! 🙂

Deja un comentario